Volver a la Pagina Principal
Back to Main Page

 

Cassandra A. Rodríguez, Abogada


CassandraRodriguez.com  
513-518-5741

 

¿Casado con un Ciudadano Estadounidense?

Tengo Muy Buenas noticias para ciertas parejas casadas

 

Siempre existió la idea que  si uno se casa con un ciudadano de los Estados Unidos que el marido o la esposa automáticamente se convierte en  residente o ciudadano americano.  Lastimosamente, la realidad es que si el marido o esposa inmigrante vino indocumentado, puede ser un proceso largo y difícil para obtener estatus legal en los Estados Unidos. 

Hoy tengo buenas noticias para ciertas parejas casadas.  El 6 de enero, 2012, el gobierno anunció un propuesto cambio en las reglas de inmigración que es importantísimo para la gente que quiere arreglar el estatus migratorio por medio de matrimonio con un ciudadano estadounidense.  Ese cambio, en cuanto sea finalizado, va a promover la unidad de familias y disminuir los riesgos de intentar a legalizarse por medio de su matrimonio. Lo mejor de todo es que el USCIS (United States Customs and Immigration Services) no necesita la aprobación del congreso que ha estorbado tantos intentos de reformar las leyes de inmigración.

Hoy en día, a pesar de estar casado con una ciudadana de los EEUU, un inmigrante tiene que salir de los EEUU por hasta 10 años antes de poder regresar  o inmigrar legalmente a los EEUU.  Se puede pedir que quiten esa multa de 10 años por medio de un permiso especial que se llama un “601 hardship waiver. ”  Basicamente, hay que demostrar que va a ser demasiado difícil subsistir para la esposa americana e hijos americanos (si hay hijos) si es que el esposo tuviera que quedarse afuera de los EEUU por diez años o si es que la esposa  e hijos tuvieran que ir a vivir con el esposo en el extranjero por esos 10 años. 

El problema principal es que  este proceso demora demasiado.  Muchas veces, la gente está enfrentando más de un año de espera  fuera de los EEUU.  Ese es un tiempo muy largo para estar separado de su familia.  El segundo problema es que al salir de los Estados Unidos, no hay ninguna garantía que le dé el permiso especial que le va a permitir regresar legalmente a los EEUU antes de 10 años.  Si la petición es negada, la pareja enfrenta una situación grave, vivir en distintos países, o mudarse afuera de los EEUU.

Ahora las buenas noticias…El propuesto cambio a las reglas permitiría al inmigrante pedir el permiso 601 y recibir una respuesta antes de salir de los Estados Unidos.  En cuanto reciba la aprobación preliminaria de ese permiso 601,  se regresa al país suyo con el permiso en mano para completar los trámites migratorios en el consulado allá.  Con ese propuesto cambio, puede ser que el proceso que duraba más que un año antes solo dura unas semanas. También quita la incertidumbre de salir del país sin garantía de poder regresar.

Ojala que esta noticia sea la primera noticia favorable de muchas más en los meses que siguen.  Les mantendré informados.  –Tu Abogada Amiga, Cassandra Rodríguez

(Aviso: Como las leyes de inmigración son muy amplias, siempre es aconsejable buscar la ayuda de un abogado de inmigración para aconsejarle sobre su caso específico. No se debe interpretar este artículo como consejo legal.)